Ho’oponopono y Escucha Sistémica

He sentido la necesidad de hacer tangible la diferencia, pues últimamente oigo a gente hablar de ho’oponopono y se me hace evidente que no han comprendido bien, o alguien no les ha explicado con exactitud…, para qué sirve, y cuál es su verdadera esencia.

Todo empezó con el Dr. Hew Len, un psicólogo Hawaiano que rehabilitó un pabellón de presos psiquiátricos conflictivos, hasta el punto que los cuidadores de esto presos, iban con la espalda pegada a la pared, por el miedo a ser agredidos.
Todos fueron rehabilitados y el centro cerrado, sin embargo el Dr. Len en ningún momento había acudido al centro de reclusión para trabajar con los presos en todos esos años. Cuando le preguntaron cómo lo había hecho, simplemente dijo que cogió los historiales trabajando sobre las emociones y sensaciones que se movían en él. Aquí empezó el origen de lo que llamó ho’oponopono, legado de una técnica ancestral hawaiana que él había aprendido de su maestra Morrnah Nalamaku Simeona.

El ho’oponopono en sí misma, es prima hermana de las constelaciones pues la actitud del constelador, es la misma que se realiza en ho’oponopono. Aquí hay gente que dice que hace esta técnica repitiendo frases cuando aparecen situaciones en su vida que quieren cambiar, pues bien, no han entendido nada. Cuando actuamos desde la mente y ponemos intención, es un “más de los mismo” de lo que hacemos siempre, por lo tanto repetir frases actúa a nivel del estado de conciencia que llamamos “downloading” y por lo tanto no cambia nada. De esto hablaremos en el taller de “la teoría U”, este sábado.

El ho’oponopono, es una técnica que trabaja desde otro estado de conciencia y de la misma manera el constelador o la persona que realiza el ho’oponopono conecta con este centro ausente de pensamiento y de intención, es lo que llamamos estado “openwill” o voluntad abierta, desde aquí no buscamos cambiar nada, sino simplemente aceptar la realidad, cambiando las sensaciones junto con las emociones negativas que la situación conflictiva genera en mí. Por lo tanto tiene en común dos cosas con la escucha sistémica y el mundo de las constelaciones:

  • No querer cambiar nada
  • La conexión con “el centro vacío”

La paradoja cuántica del cambio, sin embargo, y aquí empieza la verdadera dimensión del cambio, es que cuando no queremos cambiar nada, renunciamos a la intención y dejamos de querer controlar, el cambio aparece y esta es amig@s nuestra verdadera libertad. Decir “sí, acepto!”, o “no, lucho!”, con lo cual el conflicto se agrava y acrecienta en nuestra vida.

Por lo tanto atraemos a nuestra vida una realidad que nos atrapa, en la misma medida que vivieron nuestros padres, abuelos… y que también les hizo sufrir a ellos. El ho’oponopono y la actitud de la escucha sistémica nos permite trabajar sobres esas sensaciones y emociones negativas que la situación produce en nosotros y cuando lo hacemos desde ese estado de conciencia de “centro vacío, renunciando a cambiar nada, excepto el malestar que la situación o la persona me produce, y aceptamos la situación tal y como viene, estamos sanando, a su vez por resonancia en nuestra conciencia familiar, esas memorias de dolor que padecieron nuestros ancestros. Al liberar estas cargas ancestrales, se genera una especie de “bucle sanador” que va a repercutir en nuestra realidad, haciendo posible que queden disponibles todos los recursos que también tenían nuestros ancestros permaneciendo sepultados por el conflicto, y que desde ahora, estarán disponibles para futuras situaciones similares, que puedan generarnos dolor y bloqueos.

Para más información os recomiendo ver el primer video, pues es muy esclarecedor en youtube del Dr. Hew Le.

Gracias.

Alfonso Hernández